domingo, 7 de octubre de 2012

VÍDEO: Los señuelos tradicionales para la “Robaliza o Lubina”







                     “Su apariencia nos puede engañar, pero son muy eficaces”







Hoy  vamos dedicarle este artículo a esos señuelos de toda la vida para la Robaliza o Lubina, que la gran mayoría de pescadores descarta por su apariencia “como que son algo de otra época” otras veces que son baratos y lo caro no tiene por qué ser mejor.

Otras de las razones es el mercado que se encuentra saturado de tantos señuelos que no sabemos cual comprar y cual poner en la grapa cuando nos encontramos pescando.


Puede parecer un simple artilugio a simple vista, pero siempre dieron sus frutos, con el paso del tiempo fueron sufriendo mejoras en sus diseños, pudiendo estar a la altura de cualquier otro señuelo en los mismos escenarios de pesca.





                      “Son señuelos a tener en cuenta en muchos escenarios"








El Chivo:

Señuelo muy utilizado sobre todo en el Norte de España, sobre todo en Galicia. Se hace con un molde fundiendo plomo a poder ser mejor con la mezcla correspondiente de antimonio “si se hace mal puede ser hasta frágil y llegar a romperse” lo siguiente será enviarlos a darles el daño de níquel, colocación de los anzuelos con el pelo de cabra, crim de caballo o cualquier otro tipo de pelo artificial, los hay desde 40 hasta 100 gramos, aunque los más utilizados pueden ser los de 60 y 70  gramos.







El chivo si se utiliza con el mar adecuado “que se encuentre un poco movido” es más eficaz que cualquier otro señuelo por muy made in Japan que sea.

Dependiendo del peso del chivo, modelo, pesos,  equipo que usemos llegaremos a realizar lances que serán imposibles de hacerlo con los existentes en el mercado.





La Cucharilla:

Este señuelo también hay un mercado bastante amplio, sobre todo lo que respecta para ríos y embalses. La cucharilla EDU especial Lubina, diseñada específicamente para mar. Su aspecto no tiene nada que ver con su eficacia, si hay lubinas no dudaran a entrar a esas turbulencias producidas por pala que gira sin parar y aún después de subirla fuera del agua todavía da unas sus últimas vueltas.







Señuelo reducido y en el que encontraremos unos pesos desde 10, 25 y 35 gramos, que utilizara según necesidades. Buenos lances y muy fácil de usar, vueltas de carrete a poder ser con lentitud, su pala ofrece una resistencia por lo que tiene un contacto muy directo con la caña del pescador; Por lo tanto cuando haya una picada esta será brutal y debemos tener el freno muy bien ajustado para que suelte línea “probada y con buenos resultados”.





La Cuchara o Cucharilla Ondulante:

Esta es muy distinta a la cucharilla giratoria, suele fabricarse de latón unas con forma de cuchara o alargada, que según su forma nos puede variar sus movimientos. Otras más parecidas a peces que son pintadas, con adhesivos reflectantes etc. Se fabrican en varias medidas y pesos.







Muy lanzador y sus movimientos son muy atractivos para el pescador como para la robaliza, se puede poner en cualquier escenario, soporta bien el mar.





VIDEO:


     




                                                                Un saludo y BUENA PESCA

9 comentarios:

  1. que razon tienes miguel,a mi personalmente las cucharillas no me dan mas,pero los chivos son unos señuelos muy lanzadores y muy pescadores,pero lo que mas me sorprendio de ellos es su accion debajo del agua, se mueven de maravilla,ya quisieran algunos señuelos...un saludo y muy buen articulo.

    ResponderEliminar
  2. Merecida dedicatoria al tridente familiarizado con las nubes y las agitadas aguas. A un chivo como ese lo he vestido con pelo de chiva de Montederramo en tonos marfil y blanco ¿excentricidad?..no creo. La reina de rombos somete al pescador a continuas exigencias y caprichos, no debemos defraudarlas.
    El lacón con grelos me espera..hasta outro momentiño..saludos.

    ResponderEliminar
  3. Esta claro que todo lo que funcionaba en el pasado y ha perdurado al paso del tiempo es porque da resultados (mayores antaño porque la pesca era mas abundante) pero hasta el dia de hoy no creo que halla nada mejor que los chivos cuando la mar esta aberrante.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto que mucha gente huye de estos señuelos, quizás llevado por el afán consumista de vinilos y minnows. Tanto la cuchara como el chivo llevan muchos años demostrando su eficacia, en especial cuando las condiciones del mar no permiten hacer florituras con otro señuelo.
    Una reflexión muy a tener en cuenta en estos momentos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas explicaciones Miguel.Efectivamente,estos señuelos tradicionales son los grandes olvidados frente a los creados por la tecnología de última generación.Sin embargo,bueno será que volvamos a recurrir a ellos pues,como bien dices,utilizándolos en las circunstancias adecuadas, posiblemente no tienen nada que envidiar a aquellos,y a unos precios más acordes con los tiempos que corren.

    S2 desde Gijón

    ResponderEliminar
  6. A revolución do chivo...
    Esa frase la usábamos mucho cuando la mar no dejaba poner otra cosa.Hoy sigo usándolo pero menos,me he relajado mucho y solo ando con equipos ligh.
    Siempre es bueno recordar y usar este tipo de señuelos..
    S2

    ResponderEliminar
  7. Hola Miguel.
    Muy buena esplicacion,detallada y ademas las fotos y el video geniales,yo de los tre me quedo con el chivo.
    Un Fuerte Abrazo Maestro.

    ResponderEliminar
  8. Si amigos todos coincidimos en lo misimo, que hay que darles esa oportunidad en esos momentos que el mar se encuentre bien para uno de los tres y nos darán buenas pescatas.

    Son para muchos pescadores simples artilugios algo desfasados con tanto señuelo galáctico, pero lo bueno es que todavía aguantas en muchas riñoneras de pescadores, en cambio otros en un par de años se olvidan.

    La Cucharilla, la Cuchara ondulante y el chivo son muy muy efectivos.

    Un saludo a todos y gracias por los comentarios

    ResponderEliminar
  9. Hola, yo soy de Canarias, de Las Palmas de Gran Canaria. Mi problema es que aquí pescar lubinas es muy difícil, puesto que hay muy pocas y son difíciles de encontrar. Muchas son cultivadas y cuando abren las nasas y salen, no sé si tirarán de mis señuelos artificiales.

    ResponderEliminar